Cinco reflexiones de una vida en las nubes

Cinco reflexiones de una vida en las nubes

Todavía recuerdo con especial ilusión una entrevista de trabajo para Agilent, la empresa de equipos de prueba y medida donde había pasado dos años como becario, en ese momento el que hubiera sido mi jefe me pregunto: “Alejandro, ¿y tú como ingeniero como te definirías ingeniero de dB o de bytes?

La pregunta estaba muy bien tirada, y mi respuesta vaga, dubitativa y ambigua, creo que fue lo que me descartó automáticamente para ese puesto. La especialización siempre ha sido un plus en las diferentes ramas de la ingeniería y picotear de flor en flor de una a otra nunca ha sido buena idea. Ya lo dice el refrán, el que mucho abarca poco aprieta.

En el mundo de la nube, pasa exactamente lo mismo. Los proveedores hace años empezaron a especializar su propuesta de valor para resolver determinados “pains” de sus clientes, arquitecturas diseñadas para correr cargas de trabajo misión crítica, proveedores especializados en inteligencia artificial, …

Mismos servicios diferentes conclusiones

Mi experiencia con algún que otro cliente, me ha hecho entender que no hay dos organizaciones iguales, y que las responsabilidades de un departamento con el mismo título en dos organizaciones iguales no tienen por que tener las mismas responsabilidades en el día a día. ¿Y que tiene que ver esto con la nube?, pues todo, ya que mi experiencia me ha hecho entender que la misma conversación con dos personas distintas tendrá dos interpretaciones diferentes, así como las tareas a ejecutar no serán las mismas ya que tu interlocutor tiene diferente información de contexto y has de ser tú el que a base de preguntas y más preguntas, intentes eliminar todos y cada uno de los riesgos a la hora de empezar a usar tu servicio.

Cuando los arboles no te dejan ver el bosque

En el anterior párrafo hablaba de la especialización como habilidad para desarrollar y profundizar en el conocimiento y/o uso de una determinada tecnología. Siempre has de contar con especialistas en tu proyecto, pero no sólo este tipo de perfiles serán los que determinen el éxito de un proyecto en la nube. Los servicios cloud son un conglomerado de servicios delegados al proveedor, desde la gestión y federación de usuarios, la conectividad y seguridad, … así que a parte de los especialistas de cada una de estas áreas, es conveniente contar con un perfil más generalista que te permita ver el árbol y no cada uno de los arboles en los que tienen conocimiento.

Más dev y menos ops

Cada vez más y más, los departamentos de sistemas han dejado de ser los responsables de vigilar y velar por la continuidad de los sistemas, gran parte de estas funciones en los servicios de computación a la nube son delegados al proveedor. El cliente sólo tiene una consola de gestión a través del interfaz web para poder desarrollar su labor, tareas simples y sencillas pueden en muchas ocasiones realizarse a través de esta, pero siempre nos quedará la puerta trasera de la API.

La creación de un script para automatizar despliegues o tareas repetitivas debería ser una de las principales obligaciones de los departamentos de sistemas para llevar al siguiente escalón los servicios prestados, el proveedor puede soportar de manera estándar determinadas acciones en la interfaz web, pero siempre la API nos permitirá la personalización de nuestros servicios en la nube para cumplir con las especificaciones de nuestro cliente interno.

Entorno multifabricante, la vida sigue igual

Los servicios cloud no difieren en gran medida de otro mercado como el de la venta de equipamiento informático, hay múltiples proveedores, con tecnologías diferentes, con diferentes entornos de gestión, …

En este momento de euforia colectiva y movimiento masivo de cargas de trabajo a la nube, los clientes se han dado cuenta que necesitan estandarizar la gestión de dichos entornos, ya que en función de las necesidades las cargas de trabajo se han ido migrando a diferentes proveedores y la gestión, así como el gobierno de las infraestructuras se complican en entornos distribuidos.

La promesa del multicloud

Al igual que en tiempos pasados, están apareciendo empresas independientes cuyo foco es automatizar y gestionar las principales piezas del puzle de la nube desde una perspectiva común, también conocido como Multicloud.

Este termino puede ser tan sencillo o complejo como queramos, tengo clientes que lo ven como una aproximación de red para presentar a su usuario final los diferentes servicios TI, independientemente del lugar donde residas. Y hay otros que lo ven desde el punto de vista de la gestión, donde disponer de un interfaz unificado desde el que desplegar y gestionar todos los recursos, con una foto centralizada de costes de la nube.

¿Quién hace qué?

La variedad de servicios aglutinados bajo el paraguas del cloud computing, muchas veces hace necesario un ejercicio de reflexión profundo por parte del cliente en dos áreas.

Puesta en marcha…

La primera de ellas es la relativa a la puesta en marcha, al igual que hace años cuando se vendía equipamiento e infraestructura de computación y/ o almacenamiento en el data center del cliente, siempre iban acompañados de servicios de puesta en marcha, hoy en día la aproximación para los entornos de la nube es totalmente la opuesta, raro es el cliente que está dispuesto a pagar por servicios de puesta en marcha y decide embarcarse en esta aventura el sólo, muchas veces de primeras.

… y explotación

La segunda de ellas es la relativa a la gestión, muchos de los servicios cloud, en mayor o menos medida son servicios gestionados, la problemática principal es que dependiendo del proveedor y si son servicios de infraestructura o plataforma, las tareas y responsabilidades no serán las mismas en cada uno de ellos, por lo que el cliente debe analizar como lo hace a día de hoy, que parte de la nube le ahorra o remplaza alguna de esas tareas y finalmente, cual de ellas no está recogida y debe complementar de alguna manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *