El lado oscuro de las ventas, competentes y conscientes

El lado oscuro de las ventas, competentes y conscientes

Como os comentaba en mi anterior post, todos vendemos en todos los aspectos de nuestra vida, en casa a la hora de decidir dónde vamos a ir de vacaciones, en el trabajo para demostrar a nuestro jefe que hemos trabajado mejor que los compañeros a la hora de pelear por un ascenso, hablando con los amigos de cara a decidir la próxima salida de fin de semana,…

Para ser exitoso en estas ventas, como en las que realices con tus clientes, en mi anterior post os hablaba de una herramienta muy útil como son los perfiles DISC. Ya hablamos sobre los diferenetes tipos de perfiles que cataloga DISC. Pero, cómo hemos de encarar las iteraciones con cada uno de ellos:

Dominantes, para conectar con este tipo de perfil necesitas:

  • Orientación a resultados
  • Ser activo y retador
  • Tomar decisiones rápidas
  • Cuestionar todo
  • Gestión de problemas y adversidades

Mientras que si estás trabajando con perfiles influyente, has de tener en cuentas que para ellos es importante:

  • Las relaciones sociales
  • La motivación y el entusiasmo
  • El aspecto y el estilo son importantes
  • Las actividades grupales y la vida fuera del trabajo

Trabajar eficientemente con un perfil concienzudo por su parte requiere:

  • Seguir y respectar las normas
  • Los detalles son importantes
  • Pensamiento analítico, pros and cons
  • La diplomacia y el buen trato

Por último, si tu relación va a ser con un perfil estable, has de tener en cuenta que para estos perfiles es importante:

  • La rutina y la predictibilidad
  • Paciencia y gestión del tiempo
  • Lealtad y trabajo en equipo
  • Así como tareas especializadas

Para seguir avanzando en el trato y relación con nuestros interlocutores, otra herramienta útil son las preguntas direccionales. Estas nos servirán para orientar el ritmo y dirección de la conversación. Permitiéndonos subir hacía arriba con preguntas generales, obteniendo de nuestro interlocutor respuestas con una visión más estratégicas y relacionadas con su visión. Preguntas como las detalladas a continuación, nos permitirán obtener mayor detalle con perfiles e interlocutores como los perfiles DISC, estables o concienzudos:

  • ¿Qué es lo que significa eso?
  • ¿Qué estáis buscando conseguir con …?
  • ¿Cómo está relacionado esto con aquello?
  • ¿Cuál es tú visión sobre…?

O bajar en el detalle de esta, sobre todo muy útil con perfiles DISC, dominantes e influyentes. Para los cuales la visión general y estratégica suele ser la aproximación más habitual, orientando hacia abajo la conversación, podremos obtener mayor detalle del tema en cuestión, mediante preguntas del tipo:

  • ¿Cómo conseguisteis eso?
  • Podrías contarme más sobre…
  • ¿Cuál es la causa origen de …?
  • A qué te refieres, específicamente

La mejor opción para que algo salga bien es prepáralo, visualizar como las cosas van a transcurrir y saber cómo superar las situaciones difíciles o adversidades que surjan durante una reunión, será mucho más fácil si analizas previamente a tu interlocutor.

Antes que toda otra cosa, la preparación es la clave para el éxito. 

Alexander Graham Bell

Pero no todo es preparación, la actitud positiva y como lo proyectas a los demás es súper importante. Si tú no te lo crees, nadie lo hará. Y para ello aparte de prepararse, muchas veces hay que visualizarlo, o acaso no os ha pasado que habéis deseado que se materializase una oportunidad u ocurriese algo. Y a base de visualizarlo cuando ese momento ha llegado, parece que, por arte de magia, todo fluye según habías pensado y planeado en tu mente.

Para mí no hay mejor muestra de ello, que un video que vi hace unos meses de Enhamed Enhamed, te recomiendo que lo veas es la muestra más evidente de como la visualización ayuda a super tus miedos, problemas y hacer que las adversidades se conviertan en tus aliados.

Yo creo que en los sueños hay que tener planes.

Enhamed Enhamed · Medallista paralímpico

Aquí te lo dejo para que lo disfrutes, yo siempre que lo veo me saca por lo menos una sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *