Las cuatro cosas qué tienen en común preparar una maratón y lanzar tu blog personal

Las cuatro cosas qué tienen en común preparar una maratón y lanzar tu blog personal

El pasado domingo llegaba a su fin la preparación de mi cuarto maratón, como toda aquella actividad a la que no te dedicas profesionalmente, requiere de buscar y rascar horas a la semana, para ganárselas al sueño, tú familia, amigos, así como otras aficiones. He llegado a comprender que al igual que con la preparación de una maratón, lanzar un blog, es un tema de foco y perseverancia. Mi experiencia a la hora de correr una maratón es la siguiente, el principal problema que te encuentras con una disciplina como la larga distancia es que para preparar una prueba de estas características has dedicar horas a la semana para no fracasar en el intento, hay diversas actividades a las que tienes que dedicar al menos una sesión a lo largo de la semana como son la fuerza, una sesión de fondo (también conocida como “la tirada larga”) y las no tan queridas, pero super efectiva sesiones de series.

Como bien dice uncompañero, toda la parafernalia alrededor del running está bien, las zapatillas, los geles, la ropa, los relojes con pulsómetro y altímetro,… pero la cruda realidad siempre es la misma, si no eres capaz de que tus piernas funciones y avancen al ritmo que tu quieres, todas estas cosas no sirven para nada. Y al fin y al cabo, con tú blog pasa exactamente lo mismo, si el contenido que creas no gusta o engancha a tu público objetivo, de nada sirve toda la difusión que quieras hacer en redes sociales, SEO,…

Como bien te adelantaba en el título del post, cuáles son las cuatro cosas que tienen en común preparar una maratón y lanzar tu blog personal.

Viajar sólo o acompañado

Como os decía he corrido cuatro maratones, con difernetes aproximaciones en la preparación. Dos de ellas las prepare en solitario y las otras dos con un grupo de amigos que iban también a la misma prueba. Sin duda alguna, mis mejores sensaciones, antes de la prueba en cuanto al nivel físico alcanzado, siempre han sido cuando lo he preparado en compañía, el grupo hace que des lo mejor de tu mismo, que tires como puedes en cada una de las sesiones de series, que no aflojes en las subidas de una tirada larga,…

Si tengo que elegir, tanto a nivel profesional como personal, prefiero el trabajo en equipo. No hay nada comparable como realizar una tirada larga con amigos, charlando y riendo, es una sensación incomparables terminar  la sesión exhausto, dándote cuenta de que la cabeza ha vuelto a engañar a tuspiernas y has sido capaz de ir un ritmo por encima del que esperabas.

A día de hoy, la sensación que tengo con mi blog es la misma que he experimentado al preparar un maratón en solitario,  has de tirar de pundonor y salir a entrenar llueva o nieve, si tienes un compromiso contigo mismo y tus lectores, has de cumplirlo.

Solo no puedes con amigos sí.

La bola de cristal

La cabeza y la constancia tus mejores amigos

Tanto a la hora de preparar una maratón, como a la hora de correrla, me he dado cuenta de que la cabeza es la que manda, el físico sólo está ahí es como las capacidades y la actitud. Prefiero una persona con actitud, frente a la aptitud, las aptitudes sólo demuestran que has sido capaz de pasar una prueba en un determinado momento, pero sin actitud, puede que eso no vuelva a ocurrir de nuevo.

En el maratón, la gestión de las expectativas y tus fuerzas es un tema primordial, siempre he pecado de quemar mis naves en los primeros compases de la batalla. Posiblemente con el paso de los años, y las canas me lo han demostrado, saber gestionar los últimos kilómetros, ser capaz de guardar ese último resquicio de fuerza, pundonor, hace que semarque la diferencia.

Con un blog pasa exactamente lo mismo, la rutina hace que no sea complicado pensar en rendirte, porque al fin al cabo al igual que en las carreras, nadie te paga por ello, no ves resultados a corto plazo y sólo te resta tiempo de otras cosas importantesen tu día a día.

Afortunadamente, soy de los que piensan que no somos capaces de llegar a tener en el largo plazo, todo aquello que somos capaces de realizar con tenacidad y pundonor. Sino haz un ejercicio de introspección y fíjate entodo aquello que hayas sido capaz de conseguir en los últimos cinco años, con un poco de foco en alguna actividad de tú vida, ya sea en el entorno profesional o personal.

Sin embargo, en el corto plazo siempre sobrestimamos todo aquello que somos capaces de hacer, sino fijate como llenamos nuestra jornada de una cantidad ingentede actividades y obligaciones ficticias, que muchas veces somo incapaces de llegar a gestionar y que nos restan foco en aquello que es realmente importante para nosotros. Alguien me dijo hace ya tiempo que los psicólogos a este fenómeno le dan un nombre, que por desgracia en este momentos soy incapaz de recordar.

Céntrate en lo que está en tu mano

Cuando planificamos algún nuevo reto, siempre intentamos tener en cuenta todos los factores alrededor del mismo, en el caso de un blog hay mil variables alrededor que pueden afectar en el éxito o fracaso de este, como pueden ser el SEO, tu número de seguidores en las redes sociales, los temas sobre los que quieras escribir, y así un largo etcétera. Muchos de ellos totalmente fuera de tú alcance cuando arrancas un proyecto como es la creación de tu blog personal o como también pudiera ser el caso, al correr tu primera maratón.

Que cosas he aprendido de correr una prueba como la maratón que puedo aplicar a mi día a día:

Como os decía, centrarte en lo que está en tú mano, ya sea escribir regularmente en tú blog o inclusive salir a entrenar. Hacerlo o no, está en tu mano, no dejas que tu ambiente te condicione, planifícate y como te decía, seguramente no te pagan por ello así que no pasa nada con ser flexible en la semana, siempre y cuando el monto total sea el que deseas, o has planificado para la meta que te has propuesto.

Repetir, repetir y prácticar, marcan la diferencia, al igual que dicen que el cuerpo tiene memoria, pasa lo mismo con escribir en tu blog. Los primeros posts cuestan mucho, a mi particularmente lo que se me hace cuesta arriba es decidir el tema del que quiero hablar, tengo siempre muchas alternativas y centrarme sólo en una cuesta. Pero una vez entra a formar parte de tu rutina diaria, escribir pasa a ser una tarea más en la lista de tus TO-DOs diarios. Esta actividades rutinarias, tienes que ir compaginandolas con otras acciones más tácticas y seguramente más aburridas, como puedan ser la maquetación de tu web, trabajar en el SEO de esta, …

Como os decía, hay cosas que están en tu mano y otras que no, si me fijo en el tráfico que llega a mi web, mayoritariamente (por no decir el cien por cien), llega a través de la difusión que hago yo de mis posts, el tráfico orgánico que soy capaz de generara través de SEO es nulo. He estado leyendo y lo que he llegado a entender, es que, durante el primer año de vida de un dominio, eres prácticamente invisible para Google, así que a día de hoy no me obsesiono con este tema, intento hacer mis pinitos alrededor del SEO y en estos momento para mi el objetivo es estar preparado para cuando este aspecto llegue a ser algo importante y en lo que yo pueda influir (sólo espero que ese día llegue, y poder entender un poco más, si realmente soy capaz de influir o no en el mismo).

Sólo depende de ti

Tomate con mucha cautela, todo lo que voy a decir a continuación, hay factores externos que hacen seguramente que el resultado sea mejor o peor de lo que esperabas, o por el que has estado trabajando con todo tu entusiasmo. Pero eso sólo es una parte insignificante comparado con el todo, que requiere de constancia y sacrificio.

Si me fijo en el ejemplo de la maratón, al correr el tiempo y el estado de ánimo influye, al menos esa es mi experiencia. No es lo mismo correr bajo el diluvio universal en una fria noche de noviembre, que correr a media mañana en un agradable día de primavera. También la cabeza influye y saber hackear a tu cuerpo, y no pensar en el dolor o el cansancio, hacen que el resultado sea mucho mejor de lo que esperabas. Como buen corredor profesional popular, el postureo influye y mucho, cuando sonríes todo es más sencillo, aunque por dentro este sufriendo como un atlético en el minuto noventa de una final de champions, con una sonrisa todo se lleva mucho mejor.

Pero más allá de esos factores, la actitud en mi opinión siempre es la que marca la diferencia, los que se centran en las cuestiones materiales son incapaces de entender la satisfacción de acabar una maratón después de experimentar una pájara en el kilómetro treinta y dos, nada más llegar al famoso muro. O la impotencia de ver como después de preparar un post, documentándote y mimando la redacción de este, ves que su repercusión no es la que esperabas. Sin embargo y para tu sorpresa, el post chorra que escribiste en diez minutos, sin prestar atención y hablando de temas no tan elevados, como supuestamente a los que aspiras, tiene la mayordifusión desde que lanzaste el blog.

Pues si querido amigo, esas cosas ocurren, y por eso probablementenadie tenga la fórmula secreta del éxito. Sólo la constancia y la preparación continua son los que garanticen que una gran gesta, llegue a buen puerto. Así que sólo me queda desearte suerte, constancia e ilusión en todo lo que hagas en tú vida. Sino qué sentido tendría dedicar horas a algo por lo que no te pagan, si no vas a disfrutar con ello.

Así que recuerda, la actitud positiva siempre es un plus, no sé si será un tema espiritual, pero para los que crean en el karma y ese tipo de cosas, que se lo hagan mirar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *