Lento pero seguro, porque en 2020 nada cambiará en mi día a día

Lento pero seguro, porque en 2020 nada cambiará en mi día a día

Hace un par de días, justo en el límite, mientras sonaba la campana, muy en mi línea, escribía una entrada donde recopilaba básicamente cuan bien me había portado en relación a las metas que me había fijado para el ya extinto 2019.

Este año no tengo intención alguna de repetir el ejercicio, básicamente porque a excepción de pequeñas excepciones, no creo que 2020 debiera ser en demasía muy diferente en lo que se refiere a mis objetivos personales, si lo comparo en líneas maestras a lo que ha sido este 2019.

Básicamente en lo relativo a mi faceta profesional, poco o nada ha cambiado con respecto al año pasado a excepción de lo que ya se ha convertido en una regla no escrita en el último lustro, donde básicamente los jefes no me duran más de un año, ya os contaré si conseguimos encontrar la excepción a la regla para el 2021. De momento mismos clientes, mismo entorno de trabajo en las nubes, …

En relación a mis hobbies, si lo comparo con el ya extinto 2019, y si las lesiones me respetan volveré a correr el maratón de Madrid y antes de irme de vacaciones espero poder superar la distancia más larga andando que haya recorrido del tirón hasta ese momento en mi vida, el TP60 me espera y habrá que preparar el cuerpo y la cabeza para poder afrontarlo con garantías.

Sigo trabajando en mi plan b, el blog y otras ideas que me rondan por la cabeza, no dejan de ser una forma de distraer mi cabeza más allá de mi día a día profesional. Una forma de seguir dando forma a ese plan b profesional, por si en algún momento quisiera bajarme de las nubes. Seguramente este año vuelva a hacer algún intento de side poject relativo a la afiliación, el año pasado no funcionó, pero como iba ha funcionar algo a lo que no le puedes dedicar el tiempo necesario para hacerlo crecer, las prisas son malas consejeras y no siempre has de creer lo que lees, ves o te cuentan, es algo que he aprendí hace años, desde muy pequeño, aunque algunas veces el subconsciente nos engaña y hace que olvidemos la realidad de las cosas.

Así que, a parte de la afiliación, mi side project estrella para este año debería ser crear un ecommerce para la venta de productos del negocio familiar, ya os iré contando cuando este up and running, para que le podáis dar la difusión adecuada. Sólo os dejo una pequeña pista para ir abriendo boca, está relacionado con una de mis pasiones, y hasta ahí puedo leer.

Y el resto, a no ser que algo cambie la inercia de mi actual día a día, no creo que me vaya a vivir a otro país, ni nada por el estilo. Por lo que como os decía en mi anterior post dejaré que la rutina haga el resto para seguir mejorando mis habilidades lingüísticas en el idioma de Shakespeare, seguiré leyendo mucho y escuchando mucho podcast para seguir creciendo como profesional y persona, …

Así que dejaré que la rutina y la constancia de seguir avanzando hacia mis metas, sea la máxima para este 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *