Los futuros CIOs millenials nunca sabrán los que es un grupo electrógeno

Los futuros CIOs millenials nunca sabrán los que es un grupo electrógeno

Si cuando empecé en este mundillo de las TIC, alguien le dijese a un perfil senior de la época, que los futuros CIOs millenials nunca sabrían los que es un grupo electrógeno. Seguramente, nadie le creería.

Llevo en el mundo de las TIC desde hace más de quince años, podríamos decir que me incorporé en la edad media de las TIC. Cuando yo llegué a este mercado, vivíamos un periodo gris y estable, donde los fabricantes vivían en la abundancia vendiendo sus equipos al peso, con innovaciones alrededor del hardware y donde al mundo del software todavía le quedaba muchísimo recorrido.

El data center, el palacio del CIO

A partir de ese momento la concentración del mercado, mediante formulas del estilo M&A, así como junto a las innovaciones a nivel de software que otras empezaron a desarrollar. Como fue la irrupción de los hipervisores, revolucionó y empezó a poner en riesgo el mercado de los fabricantes. Estos empezaron a crecer mediante compras entre sí y las empresas más disruptivas como fue vmware, pronto cayo en las redes de una mayor como fue el caso de EMC2.

Pero como compartía hace unos días en las redes, me quedo con una cita de Buckminster Fuller , «Nunca cambiarás las cosas luchando contra la realidad existente. Para cambiar algo, construye un nuevo modelo que haga que el modelo actual sea obsoleto.», eso me hizo reflexionar sobre el mercado actual de las TIC y los centros de datos.

El cambio en primera persona como aprendizaje

El verano en el que salí de la universidad, me tiré dos meses encerrados en las oficinas de HP en las Rozas, en una especie de proceso de selección más propio del reality del momento, el famoso gran hermano, que dieron en llamar como la Sales University. Por aquella época, fui conocedor de la misma a través de las páginas salmón de la edición del domino, creo recordar que del diario El País.

Si rebusco en mis trastos que traje de caso de mis padres que guardan polvo en el trastero de casa, creo podría encontrar en anuncio que hacía mención a una página web, Infojobs. Esta era una de las muchas opciones para presentar tu candidatura al proceso de selección, después de un par de entrevistas, llegó a casa la tan deseada carta dándome la bienvenida al programa. Algo propio ya del siglo pasado y que mis hijos probablemente nunca vivirán.

Después de un par de párrafos de nostalgia, necesarios para poner en contexto a mi querido lector, durante esos meses una cantidad ingente de acrónimos, nombres comerciales, especificaciones, repaso a tecnologías totalmente Legacy para aquella época como los sistemas operativos basados en True64 como distribución Unix o las arquitecturas hiper redundadas como los servidores Non-Stop, de la ya extinta Tandem.

Grupos electrogenos y millenials

Pero qué tienen que ver este rollo con los grupos electrógenos, lo CIOs y los millenials, pues, aunque no os lo creáis, tiene mucha relación. Al igual que hoy en día muchos niños no saben de donde viene la leche o los huevos, ya que no hay nada más allá de la estantería del Mercadona.

Sorprendentemente se podría llegar a dar la misma paradoja con respecto a los directivos de sistemas de información de la próxima década. El negocio del alejamiento o el equipamiento para los centros de datos tradicionales continúa, no todo se está moviendo a la nube (de momento) y al fin y al cabo los proveedores cloud necesitan de esos servicios.

De ¿Cómo podemos construirlo?» a «¿Dónde podemos encontrarlo?

En el pasado, cuando las unidades de negocios solicitaban nuevas aplicaciones o servicios, los equipos de sistemas y desarrollo se preguntaban: «¿Cómo podemos construirlo?» Ahora, la pregunta es «¿Dónde podemos encontrarlo?», el número de arquitecturas como servicio a crecido de forma exponencial en los últimos años, en relación a tecnologías desplegadas y gestionadas en modo servicio, apoyadas en una amplia comunidad de software libre y una gran biblioteca y repositorio de proyectos como es por ejemplo GitHub

Para 2025, el 80% de las empresas cerrarán sus centros de datos tradicionales. De hecho, el 10% de las organizaciones ya no lo han hecho. Gartner

Porcentaje de empresas sin data center

Los principales retos a los que se encuentran los CIOs a la hora de desplegar o mejorar sus aplicaciones son algunas como las que podéis encontrar a continuación:

  • ubicación de las aplicaciones
  • latencia de la red
  • grupos de población de clientes
  • limitaciones geopolíticas
  • restricciones reglamentarias (i.e. GDPR)

Cuando y cómo dar el salto a la nube

La obsolescencia de los elementos de infraestructura o el fallo inesperado de alguno de los elementos que soportan el negocio de las compañías, así como la externalización del riesgo de gestión, son algunos de los factores claves a la hora de dar el salto a la nube.

Al fin y al cabo, es como la gota malaya, golpeando una y otra vez contra la roca hasta que consigue por fin erosionarla. Este es el mismo proceso que están sufriendo los centros de datos de clientes, cada vez que hay que hacer una inversión en CapEx para renovar o comprar equipamiento para nuevos proyectos o necesidades, el OpEx y las ventajas operativas del nuevo modelo, hacen que el antiguo quede obsoleto y poco a poco en desuso.

Punto de inflexión

Las empresas con centros de datos más antiguos no quieren reconstruirlos o construir otros nuevos debido a los altos costos de capital. Prefieren que alguien más administre la infraestructura física. Muestra de ello son los datos aportados por Gartner, según la casa de analistas para 2019 se ha observado que el porcentaje del presupuesto de TI gastado en centros de datos ha disminuido en los últimos años y ahora representa solo el 17% del total.

Los servicios de colocation están sirviendo de reemplazo para los centros de datos tradicionales, ya que ofrece una mayor disponibilidad, seguridad física, mejores niveles de certificación de construcción, la escala suficiente para que la eficiencia energética sea una realidad, personal cualificado para la administración de las instalaciones industriales y la capacidad de escalar a demanda.

El XaaS llegó para quedarse

Los modelos de “pon aquí lo que prefieras” como servicio han llegado para quedarse, este nuevo modelo de negocio creado por AWS hace más de diez años, hizo que el modo de acceder a un mercado gigante como era el de las infraestructuras de tecnologías de la información haya cambiado y mermado significativamente.

Hace unos años, en un ejercicio de pedagogía me toco explicárselo a los grandes jefes, para ello a única representación del imparable movimiento y sobre todo del tamaño de la oportunidad, fue el que podéis ver en la imagen adjunta a este post.

From customer premises to the cloud

From customer premises to the cloud

Aunque ya he hablado en este blog sobre este tema, en mi estrada, siete recomendaciones, a tener en cuenta, para una exitosa migración a la nube. Permitirme que aquí lo desarrolle un poco más.

Qué ventajas proporciona virar hacia este tipo de modelo de provisión para cualquier compañía:

  • Capturas más elementos de la cadena de valor
  • Recurrencia, mediante un modelo de subscripción frente a los one-off
  • Conocimiento y fidelización del cliente
  • Economías de escala
  • Mejores réditos financieros, como por ejemplo el margen
  • Segmento de mercado en crecimiento

Por otro lado, para poder competir en este nuevo marco, hay cuestiones y ajustes necesarios a realizar en estas organizaciones:

  • Foco en desarrollo de producto
  • Diferentes métricas de gestión y seguimiento
  • Estructura empresarial diferente
  • Canales de venta diferentes

Lo único permanente es el cambio

Así que ya sabes, esta nueva económica del todo como servicio sólo será un modelo más, otro llegará que bueno lo hará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *