Sacando todo el partido a mi Google Home, configurando rutinas

Sacando todo el partido a mi Google Home, configurando rutinas

Como comentaba en este mismo blog haces unos días, en otro post dedicado a los altavoces inteligentes, desde que entró en mi casa Google Home hace ya más de seis meses siento que no he sido capaz de sacar todo el partido a este gadget.

La verdad es que ser capaz de controlar mediante comandos de voz de dispositivos en mi casa, es casi un sueño hecho realidad, si pienso en el niño que veía con tremenda fascinación la segunda parte de regreso al futuro, donde Marti McFly se colaba en su residencia del futuro y observaba como su hijo mediante comandos de voz era capaz de controlar la televisión e incluso conocer la previsión meteorológica para el día siguiente.

Estoy seguro de que cuando en los cuarteles generales de Amazon o Google, entre brainstroming y brainstorming de sus ingenieros de desarrollo, pensaban en Alexa o Google Home como un MVP que desarrollar. El niño que habitaba en alguno de ellos recordaba como si fuera ayer el día en el que vio por primera vez esta escena de Back to the Future II y decidió que lo que necesitaba Google Assistant para poder hacer realidad el hogar inteligente era simplemente un altavoz que permitiese realizar acciones mediante comandos de voz, sin necesidad de tener el móvil junto a ti en ese preciso instante.

Y precisamente eso, ¿qué hacer con ese altavoz inteligente?, es en lo que llevo dando vueltas a mi cabeza en los últimos días.

Así que ni corto ni perezoso he pensado, dónde me podría ayudar en mi día a día, cuáles son las tareas más estresantes o que necesito automatizar para que no me roben tiempo. La verdad es que, por defecto, Google Assistant trae una serie de rutinas programadas para momentos específicos del día, como pueden ser el momento de irse a la cama, despertarse, salir de casa, …

Y precisamente ese momento de salir de casa siempre es un tanto estresante, así que he decidido programar una rutina que me ayude a no perder el control y la noción del tiempo entre el tan estresante momento de ir al cole. Entre despertadores, cafés, preparación de los almuerzos, higiene bucal, coletas varias y alguna tarea de última hora que se cruza en tu camino es siempre la misma historia. Parece que todo está controlado y cuando menos te lo esperas quedan menos de 10 minutos para que cierren la puerta del colegio y los niños lleguen tarde una vez más.

La verdad es que podría hacer como otros muchos, y buscar externalizar la tarea, pero no. Yo no soy de esos, pienso que si has traído al mundo a dos mocosos. Lo menos es que tengas tiempo para cuidarlos, así que lo que si he buscado es algún chivato que haga que nos pongamos las pilas y no apuremos hasta el último minuto antes de tener que salir pitando sin más.

Asi que ni corto ni perezoso, he cogido mi móvil, he abierto la aplicación de Google Home y me he lanzado a configurar una rutina personalizada.

La primera sorpresa ha sido bastante grata, ya que me he encontrado con un nuevo diseño de Google Home. Que dicho sea por otra parte llevaba unos cuantos meses sin abrir.

Nuevo aspecto de la app de Google Home

La verdad es que personalizar una rutina es súper sencillo, sólo tienes que ir al icono de rutinas y pinchar. Una vez allí, seleccionas gestionar rutinas y te saldrán todas las predefinidas, que no son pocas:

  • Buenos días
  • Buenas nohes
  • Salir de casa
  • Ya estoy en casa
  • De camino al trabajo
  • Y de camino a casa

Todas y cada una de ellas, ya con opciones predeterminadas que puedes activar y personalizar en mayor o menor medida.

En mi caso he decidido configurar una rutina personalizada que he llamado, “al cole”. Con esa palabra de activación, o bien todos los días a la misma hora, mi Google Home reproducirá mi querido The Final Countdown, del grupo por antonomasia del rock de los años 80, Europe.

A las órdenes del teclado de Mic Michaeli, mis queridos vástagos sabrán que durante esos casi cinco minutos de canción, sólo queda tiempo para cepillarse los dientes y ponerse el abrigo, antes de salir cual Sputnik para el colegio.

Si quieres sabes más sobre las rutinas de Google Assistante, te dejo el enlace a la página de ayuda de Google. Donde a modo de guía burros, hasta yo soy capaz de hacer magia con la tecnología. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *