Un pequeño paso para el vehículo autónomo, un gran paso para la humanidad

Un pequeño paso para el vehículo autónomo, un gran paso para la humanidad

Hace un par de días saltaba la noticia de que Google, o mejor dicho su filial dedicada al desarrollo del vehículo autónomo Waymo, había obtenido permiso del estado de California para poder usar las carreteras del estado de California como banco de pruebas de sus vehículos autónomos.

Hace siete meses que el estado de California comenzó a aceptar solicitudes para que las compañías que estaban desarrollando vehículos autónomos pudiesen solicitar los pertinentes permisos para realizar pruebas sin conductor. Parte del nuevo reglamento permitiría que los vehículos autónomos sin volantes, pedales, espejos y conductores humanos detrás del volante fueran probados en sus carreteras.

Según ha comentado Google, las pruebas estarán restringidas sólo a una serie de barrios del estado Mountain View, Sunnyvale, Los Altos, Los Altos Hills y Palo Alto. Situadas en los alrededores de la sede de Alphaet. El permiso de Waymo incluye pruebas diurnas y nocturnas en calles de la ciudad, caminos rurales y carreteras con límites de velocidad establecidos de hasta 105 km/h.

Pero California no ha sido el primer estado en permitir a compañías como Waymo, Uber o Ford, realizar pruebas con sus vehículos autónomos. Hace ya meses el estado de Arizona, ya permitió la realización de dichas pruebas e inclusive fue lamentablemente famoso por el hecho de que fue el primer estado donde un vehículo autónomo mato a un transeúnte en sus calles.

Waymo es la primera compañía en recibir un permiso sin un conductor en California, aunque ya hay más de 60 fabricantes que pueden probar sus vehículos autónomos en California con un conductor que pueda tomar control de este.

¿Pero cuáles son los requisitos necesarios para obtener la licencia?

  • Disponer de un seguro con cobertura por un valor de 5 millones de dólares.
  • Cumplir con las normas federales de seguridad de vehículos motorizados
  • Los vehículos deben haber sido probados previamente bajo condiciones controladas
  • Notificación a las administraciones locales donde se desarrollarán las pruebas
  • Notificar a las fuerzas del orden y seguridad pública con relación a como interactuar con los vehículos en pruebas
  • Monitorizar en tiempo real de los vehículos y permitir la comunicación bidireccional con cualquier pasajero.
  • Además, cualquier choque que involucre un vehículo de prueba deberá notificarse en un plazo de diez días a la DMV (Departamento de Vehículos Motorizados)

¿Cuáles son las ventajas del coche autónomo?

Según una encuesta realizada por Statista en Mayo del año pasado, aparte de sólo por la propia experiencia o la moda en sí, el resto de razones expresadas por los encuestados iban desde la percepción de que los coches autónomos serán más seguros que los tradicionales, la posibilidad de poder usar el tiempo de desplazamiento para realizar otra serie de tareas, ser menos estresante que el hecho en sí de conducir (sobre todo si vives en una gran ciudad), la posibilidad de disponer de mayor independencia o la posibilidad de ser bueno para viajes de larga distancia.


Principales razones por las cuales los encuestados de los Estados Unidos querrían viajar en un vehículo sin conductor

El mercado de los coches autónomos es un mercado totalmente inmaduro, aunque hay más de 60 compañías trabajando en su desarrollo, hasta el año pasado únicamente tres compañías habían superado los 10.000 Km de conducción sin intervención humana.

Como podéis ver en la infografía de Statista de más abajo, Google a través de su filial Waymo lidera el ranking con unos cuantos cuerpos de ventaja sobre los demás, la importancia de estos datos es evidente, ya que la inteligencia artificial que gobierna la conducción de estos coches bebe de patrones de aprendizaje y algoritmos que cuanto más entrenados estén mayor precisión tendrán a la hora de enfrentarse a diferentes situaciones en la vida real.

Infographic: Autonomous Vehicles Are Quickly Improving | Statista
Evolución del coche autónomo

Este último dato, nos arroja una serie de cuestiones básicas a la hora de permitir circular vehículos de diferentes fabricantes o tecnologías por nuestras calles. Al igual que a un piloto de un avión se le exige una cantidad mínima de horas de vuelo antes de pilotar un avión comercial., ¿no debería los gobiernos e instituciones obligar a los fabricantes de coche a atesorar una mínima cantidad de horas de aprendizaje a los algoritmos que gobiernan la conducción autónoma de un coche?

Retos y desafíos

¿Cuáles son los restos y desafíos a los que se enfrenta hoy en día el coche autónomo?

En primer lugar, desde mi punto de vista la tecnología necesita madurar y de las infraestructuras de comunicaciones necesarias. Como ya he comentado en algún otro post, el Edge Computing y el desarrollo de tecnologías como el 5G serán claves en la aceleración del vehículo autónomo. En estos momentos gran cantidad de los datos son procesados en el propio coche, pero en función de la necesidad o proceso a ejecutar, así como la comunicación con el resto de vehículo necesitará de un extremo de la red con capacidad de computación y dejar en el núcleo de la red los datos históricos o de procesado batch.

El segundo factor en mi opinión todavía por resolver es la ética alrededor del uso y situaciones de emergencia de los vehiculos autónomos, aquí las preguntas están todavía muchas por platearse y los codigos éticos y de conducta, así como los manifiestos de las compañías que desarrollan los coches autónomos tendrán mucho que decir, sobre todo cuando la regulación no esté a la altura.

Aquí muchas de las preguntas ya se han planteado, como la decisión que debe tomar el coche ante situaciones de emergencia, ¿Qué tiene más valor la vida del peatón o del conductor?, ¿en caso de atropello que es más valiosa la vida de un anciano o la de un niño? Pero para mí la paradoja es todavía mucho mayor, ¿nos compraremos un coche de la marca x u otro de la marca y en función de cuales sean los principios éticos del fabricante?

Y por último, pero no menos importante, la cuestión regulatoria o normativa. Ya que esta puede ser un acicate o un freno en el desarrollo del vehículo autónomo. Aquí las preguntas son muy amplias, ya que las leyes deberán de forma progresiva adatarse a los escenarios híbridos de vehículos autónomo y vehículos tradicionales. Pero los gobiernos y reguladores tendrán que ir planteándose si los vehículos autónomos deberán traer en su ADN el cumplimiento normativo o si está en manos de su propietario hacer un uso adecuado o no de este.

Aquí otra de las preguntas importantes es si será necesario o no disponer de una licencia de conducir para hacer uso de los mismos o si inclusive en el momento en el que la balanza de market share se decante del lado de los vehículos autónomos versus los tradicionales, ¿llegará ese momento en el que los gobiernos tendrán que plantearse el uso y circulación de los vehículos tradicionales?

¿Y tú qué opinas?, ¿crees que nuestros hijos serán la primera generación en conducir sin necesidad de licencia para ello?, o inclusive que el coche autónomo cambiara el modelo de propiedad con relación a los coches, dejando de comprar para poder empezar a hacer un uso de los mimos en modelo Cas as a Service.

Déjame tus comentarios en este post y estaré encantado de leer tus opiniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *