¿Y tú qué quieres ser de mayor?

¿Y tú qué quieres ser de mayor?

Aunque la pregunta que da título a esta entrada, ¿Y tú qué quieres ser de mayor?, parece la típica pregunta a realizar a cualquier pequeño proyecto de hombre o mujer en la familia, es una pregunta que deberíamos llevar siempre grabada a fuego en nuestra frente.

La realidad del mercado laboral, y la velocidad a la que acontecen las cosas, según hemos podido comprobar en las últimas dos décadas, hacen cada vez más necesario que no dejemos de replantearnos qué queremos ser de mayor. Y más aun cuando las previsiones de gobiernos y organismos oficiales nos dejan entrever que la edad de jubilación se irá alargando más y más con el paso del tiempo.

Un sistema laboral exhausto

Para este último punto, una pequeña reflexión que leí hace poco, hizo reforzar todavía más aún que todos los de mi generación estamos más cerca de alargar nuestra edad de jubilación de forma casi inevitable que de vivir el dorado de las prejubilaciones de las previas. Y es que según el artículo que os comentaba anteriormente, cuando se estableció la edad de los 65 años como barrera se hizo por un motivo principal y era que sólo un 10% de aquellas personas que llegaban a jubilarse, vivían más de diez años viviendo a costa del estado.

Así que este método de cálculo deja totalmente obsoleto el status quo actual, reforzado por un lado por la creciente esperanza de vida y dinamitado en su base de calculo por la decreciente cantidad de afiliados a la seguridad social, vinculado al decremento de la base de la pirámide poblacional.

Reinventarse o morir

Así que, visto el panorama, la premisa de trabaja en lo que te guste para no tener que trabajar, se hace cada vez más necesaria a la hora de elegir una profesión. Eso, unido a la creciente robotización de tareas, hacen más y más necesario, el cuestionarse cada día si lo que hago en mi trabajo a día de hoy tendrá vigencia e impacto en la próxima década. Si no, ya lo sabes, es momento de darle un giro a tu carrera.

Todo el mundo habla sobre ello, una de las principales consultoras de selección, Randstad. Remarcaba que el 85% de los trabajos que habrá en 2030 aún no se han inventado, por lo que los perfiles más solicitados serán aquellos con formación y experiencia en las necesidades más innovadoras.

Si embargo esta afirmación se da de bruces con la realidad de la sociedad. A priori podríamos pensar que, con este caldo de cultivo, las profesiones con mayor demanda en el mercado. Es decir, todas aquellas vinculadas a las nuevas tecnologías de la información y comunicaciones, estarían totalmente saturadas y disparadas en su nota para el acceso a estas carreras universitarias.

Oferta y demanda siguen sin cuadrar

Pues no es así, según la patronal de empresas tecnológicas DigitalES, la demanda de profesionales con perfiles STEM (siglas en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) no para de crecer. Y actualmente la oferta se cifra en al menos 10.000 vacantes en el sector.

Sin embargo, la demanda de este tipo de estudios cotiza a la baja en los indicadores de acceso a la universidad. Prueba de ellos son los datos recogidos por el Ministerio de Educación, donde se puede ver que el número de matriculados en carreras técnicas como Ingeniería y Arquitectura ha caído un 28% entre 2010 y 2017.

¿Qué alguien me lo explique?, ¿nos hemos vueltos locos? Cierto es que muchos de los trabajos del futuro tendrán una componente diferencial, centrada en las habilidades más humanas y menos reproducibles por robots, un ejemplo de estas serían la comunicación efectiva, el liderazgo, la gestión de problemas, trabajo en equipo, resolución de conflictos y así un largo etcétera. Cierto es que estas habilidades puedan estar vinculadas inicialmente a carreras más humanísticas y menos técnicas, pero con todo y con ello, creo que no hay nada mejor para combatir al enemigo que conocerlo bien.

Los perfiles más demandados

A pesar de eso, el número de perfiles más demandados y mejor pagados siguen estando vinculados al mundo de las TIC y digital. Según el grupo Adecco, tal y como recoge en su segunda guía salarial del mercado laboral español, el sector IT y digital sigue siendo protagonista en el ranking de los mejor pagados por detrás de la banca.

A continuación, os dejo un pequeño resumen de las dos categorías más vinculadas al negocio digital y TIC, donde podréis ver cuales son los perfiles más demandados y mejor pagados, en el último año.

Digital & E-commerce

El mercado digital, ha implosionado en los últimos años, las tendencias de compra se han desplazado hacia el mundo en línea, y cada vez más y más las métricas y el volumen de información a manejar por los perfiles de este mundo, se complica y crece de manera exponencial. Así que si estas pensando en como ser un activo valioso para las empresas que operan en este negocio, a continuación tienes un resumen de los perfiles más demandados y sus competencias necesarias.

Perfiles más demandados:

  • CDO (Chief Digital Officer)
  • CMO (Chief Marketing Officer)
  • E-commerce Manager
  • Online Marketing Manager
  • Growth Manager
  • Traffic acquisition Manager
  • SEO/SEM Manager
  • Inbound Marketing Manager

Competencias valoradas:

  • Visión estratégica
  • Impacto e influencia
  • Gestión del cambio
  • Liderazgo
  • Orientación a resultados
  • Toma de decisiones

Tecnologías de la información y comunicaciones

El mercado de las tecnologías de la información y comunicaciones sigue en la cresta de la ola de perfiles más demandados, principalmente vinculada a la tan famosa transformación digital que están acometiendo la mayoría de las empresas. La digitalización es una tendencia imparable que afecta a todos los sectores de la economía, haciendo que la mayoría de las empresas estén cambiando incluso sus modelos de negocio. Esto vinculado al uso cada vez más normalizado y extendido de la tecnología en nuestra sociedad, hace que este tipo de perfiles sigan cotizando al alza en la mayoría de las empresas.

Perfiles más demandados:

  • CIO (Chief Information Offcier)
  • Director de Ciber seguridad
  • Full stack Developer
  • Big Data Arquitect
  • CTO (Chief Technology Offcier)
  • IT Director
  • Software Project manager
  • IT Services delivery manager

Competencias valoradas:

  • Planificación y organización
  • Trabajo en equipo
  • Orientación al cliente
  • Pensamiento analítico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *