Podcasting, la checklist definitiva.

Podcasting, la checklist definitiva.

Llevo unos meses grabando los primeros episodios de un podcast que lanzaremos en las próximas semanas sobre innovación corporativa. El objetivo del podcast es compartir con la audiencia las experiencias de un grupo de profesionales como yo, y sus distintas experiencias con herramientas y planteamientos alrededor de la innovación.

Cuando hablamos de innovación es difícil enfocar el alcance o límites de esta, ya que esta se presenta en diferentes formas y segmentos. Por eso a la hora de eleguir la temática, nos decantamos por hablar sobre la innovación aplicada y desarrollada en grandes empresas. Cuando uno piensa en innovación lo más fácil es hablar sobre el mundo del emprendimiento, y sobre ese tema ya se ha hablado en otros muchos podcasts, por ello desde un principio quisimos centrar mucho el tiro de la temática a desarrollar.

Aunque este no es el objetivo de la entrada de hoy, esta entrada pretende recoger todos los aprendizajes que hemos acumulado en estos meses y ayudar a quien tenga que afrontar este proceso desde cero, con una pequeña guía a modo de lista de tareas para que las pueda ir completando y usando como referencia a lo largo del camino.

PD: Podréis encontrar mucha más información sobre este proceso en alguno de las fuentes de las que yo he bebido para desarrollar este mismo proceso. Como son, por ejemplo:

  • El Gran Cuaderno de Podcasting: Cómo crear, difundir y monetizar tu podcast (Kailas Periodismo) de Francisco Izuzquiza Martín.
  • Podcast Prospecting: The Ultimate Guide For Winning High-Ticket Clients With A Podcast de Steve Gordon
  • Tribucaster, el podcast para los podcasters de José Carlos Cortizo y Pol Rodríguez Riu, donde escucharas muchísimos aprendizajes de un montón de podcaters. https://tribucasters.com/

Introducción

Si has llegado hasta aquí es porque te has planteado en algún momento crear tu propio podcast, las razones de cada uno serán variopintas, algunos lo harán por dar a conocer su negocio, otros como vía para reforzar su marca personal, otros al igual que el fenómeno del blogging solo querrán compartir sus conocimientos y otros simplemente como una simple afición más. Pero como sobre el fenómeno de los podcast ya he hablado en otras ocasiones, te dejo un enlace a una entrada que escribí hace unos meses en el blog de Telefónica, si quieres profundizar sobre ello aquí lo tienes, Podcasting, el último reducto de la web libre.

Lanzarse a producir un podcast puede ser una gran aventura, yo estoy ahora mismo en mitad de esta y la realidad es que es apasionante. Antes de iniciar este camino deberías tener claro porqué y para qué vas a crear este tipo de contenido específico, porque a lo mejor hay otros como el blog, la newsletter o las redes sociales que te puedan servir para alcanzar el mismo objetivo y con menos trabajo.

Ejemplos exitosos de podcast hay muchos, seguramente menos de aquellos que se quedaron por el camino, pero lo que esta claro es que quienes iniciaron esta aventura hace años, como dice el refrán golpearon dos veces. La diferenciación que tenia producir un podcast hace años era diferencial a la hora de llegar a tus oyentes (“clientes”). Un buen ejemplo de ello es el caso de Joan Boluda, quien ha comentado en varias ocasiones que ha llegado a donde está gracias a este formato.

En este punto habría que resolver varias preguntas, ¿tiene sentido lanzar un podcast en 2021?, ¿es en si el formato suficiente como para conseguir la diferecniación? ¿o se ha convertido en un canal más?.

En mi opinión, las barreras de entrada para la producción de un podcast son menores que años atrás, pero sigue habiendo muchas en comparación a otros formatos.

El debate ahora se centra en la evolución de este, como ya paso con la llegada de la televisión y la radio. Aquí la duda estriba en si estos nuevos canales visuales como es el caso de Twitch o Youtube, son sustitutos del formato sonoro que tienen los podcasts o serán un complemento.

Mi humilde opinión es que en gran medida no hay solape, es cierto que las nuevas generaciones prefieren el fenómeno de los youtubers (independientemente de la plataforma en la que estén), para mi la diferencia está en la forma del mensaje y el estilo de la comunicación.  Para ello haz una sencilla prueba, y escucha algún episodio de Kaizen o un video elegido al azar del canal de Romuld Fons.

Si has hecho la prueba, veras que aquí el estilo es todo. ¿Por qué?, porque el público de uno y otros es diferente, y seguramente porque los objetivos que cada uno persigue también lo son.

Llevado al extremo sería como comparar Informe Semanal o cualquier programa de información y divulgación, con otros de carácter más sensacionalista en su estilo como Sálvame o El Chiringuito.

Temática del podcast

Aunque es cierto que los podcasts admiten más tipos de modalidades, comparado con lo que puede ser un blog personal o una newsletter. Realmente, el éxito o no de tu podcast, pasará en gran medida por encontrar la temática adecuada. Si tu área profesional o de conocimiento es el marketing digital, solo hace falta realizar una búsqueda rápida en Google para comprender cuán difícil será posicionar ese nuevo podcast frente a la competencia actual.

Esa simple búsqueda devuelve 360 millones de resultados, y solo las búsquedas de la primera página, ya hablan de cerca de 100 podcast diferentes.

Así que en este punto la diferenciación será clave para poder encontrar tu cliente ideal. Para ello te dejo a continuación un par de links donde podrás aprender a construir tu “listener persona” ideal. Ten en cuenta que sí vas a promocionar un negocio, este “listener persona” podría ser tu buyer persona ideal o una variante de este para aumentar tu potencial cartera de clientes.

En mi caso particular, no quería hablar de lo que había estado escribiendo en mi blog hasta el momento y era un proyecto que me apetecía acometer con más gente, me costó un cierto tiempo y muchos noes encontrar a los compañeros adecuados.

Formatos

Si eres oyente habitual de varios programas, habrás podido comprobar que el formato más extendido es el de las entrevistas. Anqué también hay muchos monográficos o programas temáticos, casi siempre desarrollados por un locutor único, donde se van desarrollando diferentes temas a modo capítulo e inclusive serie. Y para muestra un botón, desde que empecé a escuchar Kaicen, Jaime ha desarrollado varios capítulos centrados en los modelos mentales, finanzas personales o inclusive productividad personal.

Mientras que el tercer tipo de formato que he podido escuchar es el tipo debate, también muy orientado a temas específicos. Como puede ser el caso de Planeta M, tertulia sobre marketing digital con múltiples invitados.

Nombre e identidad

Parece bastante obvio, pero ante la gran inmensidad de opciones que posiblemente haya para tus oyentes, un nombre que identifique a tu proyecto, marca o temática de forma concisa es vital a la hora de diferenciarte.

Además, deberías tener en cuenta, que es mucho más sencillo utilizar un nombre en castellano que en inglés, si tu audiencia es hispanohablante lo recordaran mucho mejor. Por no hablar de cuando entran en juego asistentes virtuales como puede ser Siri o Alexa.

No es lo mismo pedir a Siri que reproduzca el último capítulo de “No es asunto vuestro”, de Victor Correal. Que, por ejemplo, pedirle que te reproduzca el podcast diario de Mixx.io o la Kloshletter en Spotify. Yo no lo he probado, pero a priori me parece bastante difícil, casi ciencia ficción por el estado del arte de estos dispositivos.

Hay que tener en cuenta también el boca oreja, y que a la hora de buscar vías de crecimiento del podcast, una de las más usadas suele ser el invitado cruzado. Donde uno de los entrevistados hablad de su proyecto en el programa del otro, y posteriormente se le devuelve la visita de cortesía, con el afán de llegar a más oyentes de una temática parecida o inclusive complementaria. En este caso que tu nombre sea algo fácil de comprender e recordar para los demás es primordial.

En nuestro caso concreto, nos llevó bastante, de echo seguimos apurando hasta el último momento. Para ello lanzamos a nuestros contactos en redes sociales, una encuesta para que nos indicasen cuales pensaban ellos que podría ser más cercano con la idea de innovación corporativa que queríamos desarrollar en el contenido de los programas del podcast.

Anteriormente, en el proceso de ideación para el nombre revisamos algunos aspectos de logística que luego nos pudiesen limitar como, por ejemplo, podcast con nombres similares, disponibilidad del dominio y una búsqueda general del nombre en internet por si devolviese búsquedas relacionadas con proyectos o actividades de grupos en internet. Te sorprendería la cantidad de proyectos, web, ONGs o estamentos gubernamentales que pueden llegar a tener un nombre similar al nombre que estés pensando.

También hay herramientas que te pueden ayudar en el proceso de ideación del nombre del podcast como, por ejemplo:

En relación con la imagen, lo más sencillo es crear un logo relacionado con la temática. Para no tener que hacer un gran desembolso inicial con diseñadores, si no eres un manitas del Photoshop, lo mejor es recurrir a servicios como Canvas o Logaster, aunque hay muchos más.

Para las caratulas de los episodios, así como su distribución en redes sociales, hay algunos aspectos a tener en cuenta como son:

  • La forma de la portada se recomienda que sea cuadrada
  • Suele ser recomendable tener una plantilla de portada para modificar en cada episodio, incluyendo por ejemplo una foto del entrevistado si es el caso
  • Y como avanzábamos antes, un logo o avatar para poder usar en las redes sociales.

Además, en podcatchers modernos como Spotify, las portadas personalizadas por episodio te permiten destacar frente a la competencia.

También suele ser recomendable disponer de tu propio hogar en internet para dar visibilidad al proyecto, una web y un dominio donde alojar los contenidos, aunque el hosting del feed sea en una plataforma de terceros como veremos más adelante.

Producción

Tu estudio de grabación y el equipo

Si estas empezando en este mundo, yo intentaría evitar cualquier gasto superfluo que te quite además tiempo a la hora de poner apunto tu miniestudio de grabación.

Para empezar, muchos podasters famosos como el propio Joan Boluda, comenzaron grabándose con su móvil y unos cascos normales.

Olvídate de momento de micrófonos profesionales, mesas de mezclas, …

Será mucho más importante dónde grabar, que el hecho de con qué equipo hacerlo. Buscar un lugar tranquilo, a poder ser que no sea una sala grande y diáfana, porque sino generará mucho ruido y eco en la grabación. Intenta que tenga elementos que absorban el sonido como cortinas y alfombras, no serías el primero ni el ultimo que acaba grabando en un armario para mejorar el sonido de sus grabaciones.

En el caso de que vayas a realizar entrevistas, si son presenciales deberás disponer de micrófonos, preamplificador si lo requiere el micro, alguna pequeña mesa de mezclas y un dispositivo que te permita realizar la grabación tipo portátil, o en su defecto el móvil.

Como no es mi caso y no he explorado esta vía. Te puedo recomendar alguna de las opciones que Francisco Izuzquiza recogía en su libro del gran cuaderno del podcasting como son:

  • Micrófono USB conectado al portátil para usar algún programa de grabación como Adobe Audition o GarageBand (en Apple)
  • Amplificadores para móvil, como el preamplificador iRig Pre que permite conectar al móvil un micrófono profesional.
  • Si necesitas más de un micrófono necesitaras de un mezclador, en Amazon puedes encontrar opciones muy económicas como el Ammoon Mezclador de Sonido Ultra Compacto, para 8 micrófonos.
  • Otra opción es disponer de una grabadora externa, al estilo más clásico de la radio, como la Olympus LS5 o la Olympus LS-P1

Aquí os dejo un pequeño croquis de como deberían estar realizadas las conexiones.

Para estas situaciones puedes usar la grabadora del móvil, grabar directamente con aplicaciones como Ancho que facilita la grabación, edición y difusión del feed rss del podcast o alguna de las que te indico en el siguiente párrafo para grabación multiusario.

Sin embargo, si las entrevistas o debates van a ser en remoto, ZenCastr es una opción más que recomendable. Mucho mejor que grabar una sesión de Google Meet, Zoom o Teams.

La grabación del sonido que realiza Zencastr es local, si la conectas a un servicio de almacenamiento en la nube tipo DropBox o similar, automáticamente dispondrás de una pista por cada uno de los participantes que además te permitirá ecualizar y nivelar posteriormente de forma mucho más sencilla.

Herramientas de edición

Una vez dispongas de tu pista de audio, wav, mp3, OGG;… las opciones para la edición son múltiples.

  • Hindenburg
  • Audacity
  • Audition
  • GarageBand
  • Bossjock
  • Reaper
  • Logic Pro para Mac

Yo personalmente he optado por Audacity ya que es gratuito y es suficientemente potente para edición multipista, además tiene opciones para nivelación automática de pistas, que ahorran mucho trabajo de postproducción.

Sintonía y efectos musicales

En este apartado es mejor no jugársela y tirar de librerías gratuitas de sonido o comprar un propia en alguna de las disponibles on-line.

Las creaciones musicales están protegidas por derechos de autor, aunque se puedan reproducir y monetizar bajo diversos formatos, al igual que el software o los libros.

En este caso los que nos interesa para no incurrir en costes adicionales en la producción de nuestro podcast sería los de tipo:

  • Efectos de sonido sin ningún tipo de licencia
  • Efectos de sonido bajo licencias Creative Commons
  • Efectos de sonido bajo licencias Royalty-Free

Las opciones en el mercado son muy amplias, aquí tenéis un listado de sitios web donde podréis encontrar efectos y diferentes tipos de sintonías como:

Hosting para podcasts

Antes comentábamos la importancia de disponer de un hogar digital donde poder comunicar tu proyecto, si el podcast es un complemento a un proyecto digital, solo será necesario incluir una pestaña más en tu web. Si no es así, contar con una web especifica para el podcast no está de más.

Ahora la duda radica en desde dónde distribuir ese fichero de audio, para que los podcatcher habituales como Google Podcast, Ivoox, la app de Apple de Podcast, … puedan descargárselo.

Esa tarea se realiza mediante la publicación de un feed RSS, que no deja de ser una dirección accesible por internet que irá avisando a cada potcatcher cada vez que haya un nuevo episodio disponible para que lo pueda descargar.

Este feed lo puedes alojar tú mismo en tu web, si dispones de una web desarrollada con WordPress podras alugno de los plugin disponibles para esta labor.

Si no, otra opción es alojarlo en algún proveedor como Ivoox, Spotify o Apple Podcast y distribuirlo al resto de aplicaciones de escucha (podcatcher) e incrustar en tu propia web para que se reproduzca desde vuestra web.

Plataforma para alojar tu podcast

Las plataformas son muchas dependiendo de tus necesidades, si estas empezando mi recomendación es que no gestiones inicialmente el feed RSS. Lo importante es empezar a rodar cuanto antes y comprobar si hay audiencia para tu programa.

Hay múltiples tutoriales en internet con pros y contras, para que puedas elegir. De todas maneras aquí tienes varias opciones disponibles para hosting de podcasts:

  • Ivoox
  • Anchor
  • Spreaker
  • Spotify
  • Apple Podcast
  • Google Podcast
  • Podimo
  • Audible

Escaleta, calendario editorial y equipo

Si ya dispones de un blog, esta parte no debería ser nueva para ti. Al fin y al cabo, la dinámica no es muy diferentes. Lo primero del todo es tener claro las temáticas que vas a tartar, la puedes agrupar por categorías para hacer mucho más sencillo la generación de contenidos alrededor.

Con ello podrás programar tu calendario editorial, dependiendo de la periodicidad con la que vayas a publicar los capítulos. Si es un podcast donde estas tú solo o hay mucha más gente, será más o menos sencillo llevar a cabo dicha tarea, cuanta más gente haya más difícil será coordinar las agendas para grabar.

Del mismo si vas a tener invitados, será más complicado aún porque no te tendrá en su agenda hasta que le invites, por lo que trata de coordinar con un mes de antelación para que luego te dé tiempo a editar y preparar el resto de collaterals, como el copy del post y las redes sociales donde le darás difusión.

Es una buena práctica disponer de una escaleta o guión, donde reflejar apartados, participantes y tiempos esperados de cada sección, ya sea fija en el programa o específica para el capítulo. Ya veras que como todo en la vida es cuestión de práctica. En mi experiencia, cuanto más cerrado el guión, tipo monologo, hay muchos podcaster que usan este método, más precisos serán los tiempos. Cuanto más abierto y más personas intervengan, los tiempos se irán de madre.

Intenta no seguir siempre los mismos tiempos o secciones, sobre todo en la intro y el final, si eres predecible habrá mucha gente que los salte directamente. Es interesante crear necesidad e intriga para que nadie este dando saltos en el reproductor, sobre todo si el día de mañana quieres monetizar el podcast. Si todo el mundo sabe que el patrocinador viene siempre detrás de la cabecera, acabaran saltándolo por defecto. Sorprende de vez en cuando, cambia la dinámica, si haces entrevistas, cambia un día a un debate, o si haces monográficos, lleva un entrevistado cada cierto número de programas.

Para conseguir una buena dinámica de cara al lanzamiento, lo mejor es tener un colchón de episodios preparados con anterioridad, una vez coges tracción nadie te parará. La rutina es una de los super poderes del creador de contenidos.

Automatiza la producción

Como comentaban Pol y Corti en Tribucasters, “generar contenidos es intenso y exigente, debes ir puliendo la producción para que cada vez sea mejor y con el menor tiempo”.

Otra buena práctica es usar “plantillas” donde ya tengas cabeceras, cortes, etc. Te facilitará enormemente la postproducción.

Gestiona y bloquea tu agenda tanto para la producción como la post producción. Así evitaras dispersiones.

Intenta fijar un día de publicación, así la gente podrá esperar el próximo capítulo con tranquilidad y no tendrá que estar pendiente de las recomendaciones de su podcatcher, seguramente no seas el único podcast al que este subscrito.

Cosas que tener en cuenta antes del lanzamiento

Antes de lanzar el primer episodio, como en casi cualquier proyecto, es recomendable hacer un simulacro o prueba antes del gran día.

Para ello, usar un capítulo piloto o capítulo cero que a la vez te sirva de anuncio del lanzamiento o trailer, te ayudará para probar todos los puntos que debes de tener controlados de cara al día de lanzamiento.

Así podrás dar de alta tu podcast en todos los pocatchers, y no es algo que suceda de la noche a la mañana, un colchón de un par de semanas puede ser más que suficiente.

Antes del lanzamiento ten un colchón suficiente de capítulos para no agobiarte en caso de que alguna semana, no dispongas del tiempo suficiente para grabar. Además, al igual que toda la humanidad, te iras de vacaciones, puente, etc. Así que cuanto más colchón tengas más tranquilo vivirás.

Conclusiones

La generación de contenidos es tediosa y poco agradecida, así que disfruta del camino, hazlo para disfrutar de la experiencia e intenta obtener cuantos más aprendizajes mejor. Espero que estas líneas te sirvan para iniciar esta aventura tu mismo.

Espero que esta entrada, se quede como una guía para mis compañeros de viaje en esta aventura, que intentaré ir complementando y nutriendo a lo largo de esta nueva experiencia.

Un comentario sobre “Podcasting, la checklist definitiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *