Propósitos 2021, gota malaya y nuevos horizontes

Propósitos 2021, gota malaya y nuevos horizontes

La semana pasada compartía con vosotros cuan raro ha sido este 2020 también para mí, una de las reflexiones principales que extraje del análisis es que además de los propósitos iniciales que me había planteado para el año, surgieron otros muchos nuevos de los que fui picoteando, y que aparte de la propia pandemia, me hicieron perder algo de foco en lo que había definido como prioridades del año.

Esas prioridades que como recordareis fueron meramente continuistas, con respecto a las de 2019, y que de manera bastante ingenua por mi parte titule tal que así: Lento pero seguro, porqué en 2020 nada cambiará en mi día a día. Ya ves que hay negocios en los que nunca entraré, Rappel, Bruja Lola estaros muy tranquilos que como adivinador no tengo futuro.

Estabilidad y buenos alimentos

Con el paso de los años, aparte de tener menos pelos en la cabeza, he comprendido la necesidad de la estabilidad en todos los terrenos de la vida para que las cosas sucedan. El tiempo y la constancia son dos variables imprescindibles para que uno tenga éxito en lo que hace, más allá de cómo definas y midas que es el éxito para ti.

Así que como ya tenia en la cabeza el año pasado, seguiré trabajando al igual que hasta ahora y en mis ratos de ocio seguiré intentando encontrar algún que otro hueco para mis proyectos personales o side projects.

Haciendo camino

Este año mi objetivo en este blog será volver a la senda de los años anteriores, pandemia mediante, el año pasado el cambio en nuestras vidas originado por el COVID, origino muchos daños colaterales, en mi caso particular fue este blog al que deje prácticamente desatendido.

Aunque es una mera afición o divertimento, a mi me sirve como vía para seguir conectado al mundo y obligarme a conocer de lo que hablo, ya que no intento únicamente opinar o hablar sobre temas personales. También tengo claro que tampoco quiero que sea una extensión a mi trabajo, si no acabaría siendo una serie de artículos de cómo hacer cosas con los servicios cloud y os puedo garantizar que sobre eso hay muchísimos blogs más interesantes que lo que yo sería capaz de escribir.

Así que después de mucho meditar, uno de los objetivos de este 2021 para este blog será de darle un giro, y aumentar el ritmo de publicación al que ya tenía en sus orígenes, al menos un post semanal.

Para este 2021 quiero centrar mucho más los temas que recogerá, hay varias tematicas en las que he empezado a profundizar y todos mis aprendizajes y/o descubrimientos sobre temas tan variopintos como la innovación empresarial o el desarrollo de proyectos basado en nocode. También os contaré como me va mi primer año con el uso de OKRs.

Así que esto y mucho más lo iré compartiendo con vosotros.

Además si todo sale bien, en las próximas semanas espero poderos contar otro proyecto que se empezó a fraguar en mitad de la pandemia y que al final el año pasado no pudo ver la luz, espero que 2021 sea su año.

Hasta aquí el primer post de 2021

Antes de terminar solo quería introducir un pequeño aviso y descargo de responsabilidad, esto que aquí recojo no es mi actividad profesional, todo lo que aquí incluyo son cosas a las que dedico el tiempo libre, siempre y cuando mi trabajo por cuenta ajena me lo permite.

El truco es sencillo, restar horas a la cama, foco, y ejecución sin miedo al error, al fin y al cabo, nadie me paga por ello.

Ahora ya solo nos queda esperar al próximo evento histórico después de la nevada más grande en Madrid en los últimos cincuenta años y el COVID, por lo que solo puedo cerrar este post deseándoos mucha normalidad para los restantes 354 días de este 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *