Software libre como modelo de negocio, ¿realmente hay negocio?

Software libre como modelo de negocio, ¿realmente hay negocio?

No se si os ha pasado a vosotros también en alguna ocasión, pero hay veces que te vuelves a encontrar con personas con las que colaboraste y siempre te dejaron ese sabor amargo de no haber podido exprimir mucho más esa relación profesional, de la cual tú estabas seguro de que se podía sacar mucho más.

Eso mismo me paso hará unas semanas, aprovechamos para ponernos al día de nuestras últimas experiencias, anhelos, oportunidades futuras, así como de la situación actual del mercado, de como en gran medida la nube lo está cambiando todo, como esta diluyendo el modelo de negocio que había alrededor de la externalización de servicios TIC y como seguían faltando manos en toda la cadena, desde el extremo del cliente hasta la parte de servicios profesionales y soporte.

Software libre como modelo de negocio

Cuando te sientas a hablar de negocios y mercado con alguien que lleva años viviendo gracias al software libre, para el no hay lugar a dudas una grandísima oportunidad alrededor del mismo.

Lo cierto es que tal y como leía hacia unos años en una entrevista o post de Mårten Mickos, las alternativas de las empresas que se dedican a desarrollar software libre son pocas en cuanto a posibles modelos de monetización, las tradicionales basadas en consultoría y soporte, a través de los cuales monetizas tu desarrollo de código mediante consultoría y servicios profesionales para aquellos que los quieran utilizar o bien te dedicas a dar soporte del correctivo y evolutivo del mismo mediante una subscripción anual al igual que cualquier otro proveedor de tecnología. Existe una alternativa que es el modelo de comercialización para empresas donde básicamente con el precio de la licencia la empresa garantiza la compatibilidad y soporte de su software en diferentes plataformas.

La nube, amenaza u oportunidad para la comunidad open source

A primera vista la nube ha sido un gran trampolín para multitud de herramientas open source que han encontrado en los market place de los grandes proveedores como Amazon, Microsoft, Google u Oracle un gran escaparate en el cual poner a disposición del cliente final un producto certificado y empaquetado con el suficiente valor para que estos paguen por ello un montante mensual, sin de verdad pararse a pensar si el software que están utilizando es propietario o no.

Hadoop, Kafka, Docker o Kubernetes han incrementado la adopción en el ecosistema de los proyectos de desarrollo de nuevas aplicaciones o proyectos de análisis de gran cantidad de datos, en parte gracias a su amplia adopción por parte de diferentes empresas e instituciones, las cuales se han apoyado en el modelo de software libre y el amplio conocimiento de la comunidad.

¿Amazon una amenaza para el open source

Pero no todo es oro lo que reluce alrededor de la comunidad open source y la nube, tal y como publicaba hace unas semanas el New York Times, en su articulo titulado Apalancamiento principal: cómo Amazon ejerce el poder en el mundo de la tecnología. Se recoge una visión no tan idílica del doble filo de los modelos de negocio basados en software libre, donde la apertura de conocimiento y el intercambio de información con la comunidad, pueden llegar a ser un suicidio empresarial para muchas empresas y start-ups que no disponen del capital y los recursos necesarios para luchar contra grandes corporaciones como Amazon.

En el artículo anteriormente mencionado, se puede observar con todo lujo de detalles un ejemplo de esta doble moral empresarial que reina entorno a la comunidad del open source y los planteamientos empresariales de grandes gigantes de la nube. Estos grandes players son capaces de actuar cual César en el circo romano levantando o bajando el pulgar en función si juega a tu juego o decide sacar un servicio similar que te dejará fuera de juego en cuestión de meses.

Esa historia y mucho más podéis leer en el artículo del NYT, donde podréis leer en detalle la batalla de Elastic y su amarga derrota frente al servicio marca blanca ideado por AWS (Elastic Search).

Pero hay negocio de tras del modelo

Y esta es la foto más difícil de obtener, si haces una búsqueda en Google sobre cual es el montante de dinero que mueve el negocio de software libre a nivel global, las búsquedas son infructíferas y mucho menos acertadas si bajamos la lupa a nivel país.

La realidad es que toda la información que uno puede encontrar sobre el software libre patrio está relacionada con el uso, comunidades o adopción por parte las diferentes administraciones, por lo que estos libros blancos sólo te dan una impresión de la popularidad y adopción del software libre nacional.

Tampoco hay muchas compañías que este basando su modelo de negocio en un entorno open source, como pueda ser Autonomy con WordPress, Suse o RedHat, a nivel nacional, de las pocas que se vienen a mi cabeza pueden ser OpenBravo (software de CRM) o Frontity (framework de React para WP).

Una posible idea de como poder conocer el valor de mercado que tendría el software libre nacional podría ser en alguna de las siguientes vías:

  1. Tomar como referencia todo el mercado de software empresarial, hay informes de pago de Gartner como es el caso del Forecast: Enterprise Application Software, donde hay aperturas por región país y tipo de software. Según el último reporte, cuyo detalle está más abajo el mercado toral previsto para dentro de tres años se estima en un total de 302Bn$. Si no me falla la memoria de alguna vez en la que tuve acceso a dicho informe, España equivalía a un 2% del total mundial. Luego sólo nos quedaría estimar que porcentaje de esos, 6 Bn$, corresponde a software libre abriendo de cada uno de los conceptos disponibles.
  2. Otra posible opción podría ser alguna de las alternativas usadas por las start-ups de Sillicon Valley, conocida como el modelo TAM/SAM/SOM. Y que puedes leer en detalle en un artículo de la semana pasada en Expansión. Modelo que desde mi punto de vista resulta mucho más complejo y posiblemente impreciso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *